Timber by EMSIEN-3 LTD
Tags Posts tagged with "5cinco"

5cinco

0 628
!Hola amigos! El final de las vacaciones ya asoma a la ventana y la realidad vuelve en nuestras vidas. Ya sé que es muy fustrante, mas no debemos tomarlo tan mal, al fin y al cabo los tiempos que corren tener trabajo es una suerte ¿No? Así que te animos que vayas al máximo el día 1 de septiembre

Centrándonos en el artículo de hoy, los negocios online están cada vez más en apogeo, y esto es debido pues las tendencias van mudando. El planeta no se paraliza, sino que evoluciona, y los negocios no es la salvedad que rompe la norma. Conque, es lógico que los negocios en la red de redes tenga poco a poco más presencia.

negocios online

Cabe decir, que tener un negocio online exitoso no es sencillo por la sencilla razón de que tendremos más competencia que de forma offline, mas esto no implica a que no tengamos recursos suficientes como para poder tener más visibilidad.

Pero si bien tengamos la complicación de la competencia feroz que podamos tener, también tenemos que aceptar que tenemos mucho más acceso a más personas para ofrecer nuestros productos. Esto ya es un claro síntoma, de que seguramente valga la pena invertir en un negocio con visibilidad en internet.

De hecho, muchos establecimientos offline, ya tienen su presencia en internet, y ya nos indica la potencia de internet. Los tiempos han alterado, la revolución tecnológica tienen estas cosas, y si sabemos hacer las estrategias convenientes podemos llegar a ganar considerablemente más dinero que de la manera tradicional.

Mis cinco motivos que me hacen impulsar en tener un negocio online

Existen muchos más motivos para crear un negocio on line, pero creo que con 5 ejemplos van a ser más que suficientes para intentar persuadirte de que nos puede resultar mucho más interesante centrarnos en este campo que en el tradicional. Con lo que, para no perder considerablemente más tiempo, voy a detallártelas ahora mismo :

negocio online

1) No tienes que invertir tanto dinero

Si equiparamos una inversión de un negocio tradicional con la online, no tiene punto de comparación. En el procedimiento tradicional, tendremos que invertir dinero así sea por el alquiler del local, la compra del local, agua, luz, gas, comprar los productos, etc.

En cambio, con un negocio en línea, únicamente debes pagar un dominio, un alojamiento web y tenemos la opción de adquirir una plantilla. Si bien es cierto que podemos invertir dinero en SEM para tener más visibilidad, mas de todas maneras nos ahorramos dinero Es más, si inviriteras todo el dinero que ibas a invertir en un establecimiento de calle en el planeta on line, tendrás todos y cada uno de los números en destacar en internet.

2) Tus clientes del servicio te pueden administrar más

Si has alcanzado al nivel de tener ya tus clientes establecidos, les ofreces productos de calidad y les das un trato conveniente, ellos pueden ser tus mejores comerciales en la red Esto es debido, pues compartirán tu web, tienda en línea o bien un producto en cuestión que ofrezcas a sus contactos de las redes sociales.

Cuando pasa eso, es cuando prácticamente todo se automatiza y tienes una presencia imponente. Obviamente, esto no pasa de un día para otro, pero esto es la realidad.

3) No es necesario invertir dinero en productos

Si bien es verdad que existen negocios en la red que ofrecen productos propios, mas si nos queremos ahorrar dinero podemos ofrecer productos de afiliados. Muchas personas lo emplean y viven muy bien. Eso si, vigila que productos ofreces no vaya ser que tenga mala calidad

4) Estás perceptible las 24 horas del día

Un establecimiento tradicional tiene un horario fijo Una vez te vayas a reposar a tu casa las ventas no prosiguen. En cambio, si tienes una página en la red de redes está abierto las veinticuatro horas del día. Esto ya nos señala que no necesariamente tenemos que estar delante del PC para conseguir beneficios, ya que en cualquier momento nuestros clientes pueden comprar.

5) Podemos lograr colaboraciones

Las colaboraciones en la red es una herramienta esencial en el momento de lograr dinero, se da por sentado que navegar solo no es eficaz y te hace perder visibilidad. Gracias a este sistema, si consigues colaborar con personas de autoridad en internet te aseguras visibilidad y por consiguiente futuras ventas.

Estos son mis 5 motivos para tener un negocio online. Y tú ¿Cualés son tus motivos?

¡Hasta el viernes!

Derechos de foto: Freedigitalphotos

 

0 369

Hace ya mucho tiempo que WordPress ha dejado de ser una pequeña plataforma de blogging para transformarse en el mayor sistema de administración de contenidos de la página web. Millones de webs están basadas en WordPress y su dominio en Internet es, a día de hoy, aplastante. La versatilidad y robustez de WordPress son 2 de los atributos que lo hacen ideal para prácticamente cualquier clase de proyecto (y ojo con todas y cada una de las novedades que están por venir, como la ya conocidísima API REST).

Ante estos números y perspectivas, no es de extrañar que haya tantísima gente interesada en ganarse la vida con él. Prácticamente cualquier perfil profesional tiene cabida en el planeta WordPress: bloggers, editores, diseñadores gráficos, programadores, freelancers, empresas de hosting… ¡todo el mundo es bienvenido!

Si también quieres hacerte un hueco en el ecosistema de WordPress y tu perfil es técnico (es decir, te resulta interesante aportar tu granito de arena a través de, primordialmente, complementos y temas), estás de suerte. En esta entrada te voy a resumir las herramientas indispensables que vas a precisar en tu día a día. ¿Comenzamos?

#1. El entorno

Lo primero que vas a precisar para poder desarrollar en WordPress es… ¡WordPress! Esto era obvio, ¿no? Para ello, tendrás que instalar la versión estable de WordPress (o bien alguna nightly build de desarrollo, según lo que quieras hacer) en un servidor y comenzar a trabajar en él. Esencialmente, tienes tres opciones para ello:

  1. Contratar un proveedor de hosting.
  2. Instalar WordPress en tu propio computador.
  3. Instalar WordPress en una máquina virtual.

La primera solución es, seguramente, la más fácil. Contratando un distribuidor de hosting que ofrezca WordPress te va a dar (probablemente) todo lo que necesitas para comenzar a desarrollar y no vas a tener ningún problema”: un servidor, una instalación de WordPress, una base de datos, acceso desde cualquier lugar (que para algo está en la nube”), etc.

Por desgracia, siento decirte que lo de no tener problemas” no es enteramente cierto. Cuando te pongas con el desarrollo de tus proyectos estarás de manera continua editando, añadiendo y suprimiendo los diferentes ficheros que los componen, y si tu instalación WordPress es recóndita te vas a ver obligado a acompasar por FTP tu copia local (donde trabajas) con la copia del servidor (donde haces las pruebas y verificas que todo funcione como es debido). Total, que lo que en un comienzo nos ahorraba algo de trabajo, al final se transforma en una pequeña pesadilla.

Desechada, puesto que, la primera opción, es hora de centrarnos en la segunda: tener WordPress corriendo en tu propio ordenador. En WPrincipiante ya hemos hablado sobre de qué manera instalar WordPress desde cero y, si bien es cierto que su instalación no es muy difícil, a mí me parece bastante aburrida y desganada. Hay un montón de cosas que tienes que hacer: instalar un servidor web, instalar un servidor de base de datos, instalar PHP, configurar los dos servidores, instalar WordPress encima de ellos con las credenciales que tocan… Vamos, que te tocará buscar y también instalar los conocidos LAMP (para Linux), MAMP (para Apple) o bien WAMP (para Windows) y cruzar los dedos a fin de que no haya problemas con la instalación o con las actualizaciones que lleguen.

¿Qué nos queda? Pues, efectivamente, la última alternativa que te he planteado: instalar WordPress en una máquina virtual. No te voy a mentir, esta solución asimismo lleva un cierto trabajo, mas en mi entender es la mejor de todas. Para esto, lo único que deberás hacer es instalar y configurar la máquina virtual Varying Vagrant Vagrants (VVV). Esta máquina virtual se apoya en la tecnología Vagrant (cuyo objetivo es ofrecer una forma de empaquetar y repartir ambientes virtuales que sean fáciles de configurar y portar, los que se ejecutan encima de sistemas de virtualización como VirtualBox o bien VMWare) para ofrecer un entorno de desarrollo orientado a WordPress.

Después de instalar e iniciar VVV, vas a tener un WordPress con perfección configurado y operativo sobre el que fundamentar tus desarrollos. Sencillamente accede a http://local.wordpress.dev y… ¡manos a la obra!

Esta solución tiene 3 grandes ventajas:

  1. Trabajas en local. No perderás el tiempo subiendo y bajando archivos de tu ordenador al servidor recóndito donde se ejecuta WordPress.
  2. No llenas tu ordenador de basura. Es fácil que cada vez que instalas una actualización de MySQL o bien PHP, las cosas dejen de marchar o bien que tu computador comience a llenarse con las distintas versiones de todo tu software. Si todo el software preciso para hacer marchar WordPress lo tienes en la máquina virtual, cuando te canses de él, borras la máquina y tu PC queda como nuevo.
  3. Te ahorras el problema de en mi ordenador funciona”. Si trabajas en equipo y todos utilizáis exactamente la misma máquina virtual, no hay duda de que lo que te funcione a ti les funcionará a tus compañeros y viceversa. ¿Por qué razón? Porque todos estáis utilizando exactamente la misma configuración: exactamente el mismo servidor web, exactamente la misma versión de PHP, exactamente la misma versión de WordPress… ¡Es excelente!

#2. Sistema de control de versiones

La segunda herramienta que vas a precisar sí o bien sí en tus labores como desarrollador es un sistema de control de versiones. Los dos sistemas más conocidos para llevar el control de versiones de tu código fuente son SVN y Git. El primero lleva ya bastantes años con nosotros y, en verdad, es el que utiliza el directorio de plugins y temas de WordPress.org. El segundo nació en dos mil cinco con la meta de transformarse en el sistema de control de versiones sobre el que desarrollar Linux, y desde ese momento ha ganado mucha popularidad. En verdad, actualmente Github es una de las plataformas más usadas para desarrollar y compartir proyectos de software libre y, como su nombre señala, emplea Git.

En esencia, los cuatro conceptos básicos que hay cerca de este tipo de herramientas son:

  • Seguridad. El hecho de poder subir nuestro código a un repositorio externo (como los que ofrecen Github o bien Bitbucket) nos resguarda de todo género de desastres. Si le pasara cualquier cosa a nuestro computador, el código estaría a salvo en ese servidor externo y podríamos recuperarlo en cualquier instante.
  • Mantener un registro de cambios. Conforme nuestro proyecto avanza, este va evolucionando y cambiando. Una gran ventaja de los sistemas de control de versiones es que nos da información sobre los cambios concretos que se han hecho sobre cualquier archivo. En otras palabras, vamos a poder ver sencillamente qué líneas se han añadido, cuáles se han eliminado y cuáles se han modificado.
  • Desarrollo distribuido. Otra ventaja de estas herramientas es la posibilidad de trabajar en equipo, permitiendo que múltiples personas contribuyan sobre un mismo repositorio. Seguramente, cada desarrollador de tu equipo va a trabajar en implementar una nueva funcionalidad o corregir un cierto bug, mas al final todo ese trabajo sumará al total del proyecto.
  • Fusión de versiones automática. ¿Te preocupa tener más de una persona tocando” el mismo código? Es normal que te preocupe, en tanto que no es bien difícil imaginar una situación en la que 2 personas han editado exactamente el mismo fichero y, al final, el trabajo de uno pisa” el trabajo del otro. Por fortuna, esto es algo que asimismo está contemplado en Git y SVN, y en la mayor parte de los casos las propias herramientas se ocuparán de solventar de manera automática el inconveniente.

En una entrada precedente expliqué de qué forma podíamos utilizar Git para administrar las copias de seguridad de nuestro WordPress. Si bien es verdad que el objetivo que pretendíamos conseguir era diferente (no es exactamente lo mismo producir copias de seguridad que controlar nuestro código fuente), la esencia es la misma: controlar las diferencias de una versión a otra, tener nuestro trabajo a salvo y poder recuperar/revisar archivos del pasado. Si te la perdiste, te recomiendo que le eches un vistazo, porque vas a poder ver con un tanto más de detalle los conceptos que acabo de mentar.

#3. Editores

Y llegamos al siguiente punto interesante de nuestra lista de hoy: los editores de código. Existen muchos editores y entornos de desarrollo integrados (IDE, por sus iniciales en inglés) con los que programar nuestros complementos y temas. En este punto poco te puedo ayudar, pues la elección de un editor o bien otro depende, en gran medida, de las preferencias de cada uno de ellos. Mas apacible, que no te voy a dejar solo en esta decisión.

Empecemos por ver algunas de las cosas que hay que tener en consideración en el momento de elegir un editor:

  • Soporte básico para PHP, JavaScript y CSS – Sintaxis y autocompletado. Si vas a desarrollar proyectos en WordPress, van a ser proyectos web. Conque es esencial que te familiarices con estas 3 tecnologías y que tu editor te asista con ellos. ¿De qué manera? Pues, básicamente, con el resaltado de sintaxis (palabras clave en un color, variables en otro, cadenas de texto en otro…) y con funciones de autocompletado (para que no te fatigues escribiendo).
  • Soporte avanzado para esos lenguajes. Tanto JavaScript como PHP son lenguajes interpretados (no necesitan ser compilados), con lo cual trabajar con ellos es muy ágil. No obstante, la primordial contraparte que tiene eso es que suele ser más difícil encontrar errores, pues desaparecen los errores que se advierten en tiempo de colección. Afortudamente, hoy día existen herramientas que analizan el código mientras que lo escribes y advierten muchos de estos errores:
    • PHP Lint. Puedes ejecutar PHP en modo lint (php -l), el cual se encargará de validar la sintaxis de tu archivo sin llegar a ejecutarlo.
    • PHP Code Sniffer. Dado un cierto estándar de programación, esta utilidad comprueba hasta qué punto el código fuente que escribes se ajusta a él. De esta manera, por servirnos de un ejemplo, si en WordPress se recomienda que los paréntesis de un if estén separados por espacios, algo como if( dólares americanos var) fallaría, pues no hay ni un solo espacio.
    • PHP Mess Detector. Otra herramienta de mis favoritas. Define un conjunto de reglas auxiliares (y complementarias) a las de Code Sniffer y te informa si tu código no las prosigue. Con esta herramienta, puedes advertir posibles bugs, identificar qué unas partes de tu código son demasiado complejas o descubrir partes sin usar.
  • Funcionalidades extra. Poder editar más de un archivo al unísono, saltar de la invocación de una función al archivo donde se define, poder refactorizar el código de manera rápida, definición y empleo de snippets de código para ahorrarnos repeticiones… Todas y cada una estas pequeñas cosas que utilizamos a diario pueden (y deberían) formar parte del editor que escojas. Si bien la curva de aprendizaje inicial pueda resultar un poco más dura, con el tiempo merecerá la pena.

¿Y qué editores incluyen este tipo de funcionalidades? Pues el abanico es bastante amplio y, como te decía, es algo que depende de cada uno… conque solamente voy a mencionar un par:

  • PhpStorm. Una auténtica pasada. En un caso así, se trata de un entorno de desarrollo integrado que incluye todas las funcionalidades que te he explicado y más. Debo reconocer que no lo he usado demasiado, mas lo poco que he utilizado me ha encantado. Por si fuera poco, es capaz de detectar cuando trabajas en un proyecto WordPress y adaptarse a las necesidades específicas de la plataforma.
  • Sublime. Un editor de texto muy elegante y eficiente. Sin barras de herramientas ni diálogos de configuración, invita a ser utilizado desde el primer instante. Cuando empiezas, es poco más que el típico Bloc de notas de un Windows, pero conforme tus necesidades aumentan, podrás llenarlo con plugins, trucos de autocompletado, atajos de teclado… un lujo para los techies modernos, aunque me quedo con el veterano vim.

#4. Recursos de desarrollo

WordPress tiene una comunidad de desarrolladores enorme detrás y eso se hace en especial plausible cuando uno empieza con sus desarrollos. En seguida te percatarás de que existen un montón de recursos orientados a ayudarte. Aquí tienes algunos ejemplos:

  1. Plugin Boilerplate. En WPrincipiante te contamos las nociones básicas que precisas tener para la creación de plugins. Entre las cosas que vimos fue este proyecto, que pretende servir como esqueleto sobre el que montar tu propio trabajo. Imprescindible echarle un vistazo (o, si lo prefieres, utiliza la modificación en la que estoy trabajando ).
  2. Less, Sass y CSSnext. ¿De qué manera puedes escribir mejores hojas de estilo? Simple, ayudándote de (alguna de) estas extensiones para edificar tus ficheros CSS. Las dos primeras herramientas son preprocesadores que, cada uno de ellos con su propia sintaxis, te permitirán acotar variables, anidar reglas, operaciones, manipular colores, etc. CSSnext es parecido, mas en lugar de montarse su sintaxis usa construcciones del (próximo) estándar CSS, de tal manera que no debes aprender un lenguaje nuevo”, sino más bien utilizar la próxima versión del que ya conoces”. En todo caso, herramientas todas ellas muy aconsejables.
  3. PhpMyAdmin. Es inevitable: cuando te pones a manipular WordPress, en seguida descubrirás que tienes que preguntar de qué manera están las cosas en la base de datos. Preguntas como ¿Se ha guardado bien este valor?” o ¿De qué forma me cargo esta alternativa y vuelvo a comenzar?” tienen su respuesta en la base de datos, así que ten algún programa a mano para acceder a ella y manipularla.
  4. WP-Pretty Debug. Cuando empiezan a salir inconvenientes con el código, es esencial hallar rápidamente que pasa. Y lo normal es ayudarse de pequeños chivatos en el código (a través de llamadas como var_dump). Por desgracia, estas llamadas, al renderizarse en el HTML de tu web, no son demasiado inteligibles. Con esta herramienta conseguirás hacerlo. Consejo PRO. Si utilizas VVV puedes entrar en la máquina virtual (con el comando vagrant ssh) y activar un debug bonito (xdebug_on)
  5. Plugins de Debug. Ciertos plugins de WordPress que deberías tener instalados y (cuando los necesites) activados son:
    1. Debug Bar Esta barra agrega información muy útil en tu escritorio, como por ejemplo el uso de cache, el total de queries, el tiempo de ejecución o la memoria utilizada.
    2. Theme Check Si te dedicas a la creación de temas, úsalo para verificar la calidad de tu trabajo. El equipo de revisión de temas de WordPress.org lo emplean para validar o bien rechazar un tema, con lo que tenlo cerca.
    3. P3 (Complemento Performance Profiler) Otro plugin que te ayuda a examinar el rendimiento de los plugins que tienes en tu WordPress y ver el impacto que tienen. Complicado pero muy potente.
    4. User Switching Te deja saltar de un usuario a otro sin tener que estar introduciendo usuarios y claves de acceso continuamente. Realmente útil si estás desarrollando una extensión cuyas funcionalidades dependen del rol del usuario.
    5. Simply Show IDs Si ya antes te decía que es bastante frecuente consultar la base de datos, considera que lo normal es hacerlo mediante los identificadores (el ID de una entrada, de una página, de un comentario…). Esta extensión hace explícitos todos esos identificadores, ahorrándote unos segundos de tu tiempo.
  6. Extensiones del navegador. Asimismo puedes instalar algunas extensiones en tu navegador que complementen la información que tienes de los plugins de debug:
    1. Herramientas de Desarrollador de Mozilla Firefox y Chrome Los 2 navegadores web principales disponen de un conjunto de herramientas de desarrollador para, por poner un ejemplo, editar el HTML y las hojas de estilo CSS de un sitios cualquiera o ejecutar sentencias JavaScript.
    2. MeasureIt . Una fácil y potente herramienta que te ayuda a medir la distancia que existe entre diferentes elementos en tu web. Indudablemente, un enorme aliado para cualquier diseñador de temas o responsable de la experiencia de usuario.
    3. WordPress Admin Bar Control . Si la barra de administración de WordPress te molesta mientras trabajas en alguna funcionalidad del front-end, instala esta extensión y vas a poder ocultarla cuando quieras.
    4. WPSniffer . Detecta el tema activo en la instalación de WordPress actual y el hosting que está utilizando. En especial interesante cuando, navegando por la web, hallas una página que te agrada y deseas saber qué tema emplea.

#5. Control de Calidad y Testing

Finalmente, me gustaría llenar la lista de hoy con algo que, por desgracia, casi absolutamente nadie incluye en sus desarrollos: el control de calidad y tests automatizados. La calidad de tu trabajo es vital si no quieres tirar por los suelos tu reputación. Y es que no hay nada peor que subir una nueva versión de tu plugin o bien tema al repositorio de WordPress y que sean tus usuarios quienes descubran que no funciona.

El ciclo de desarrollo de software es más o menos así:

  1. Tienes un conjunto de requisitos/funcionalidades que hay que incorporar.
  2. Escribes un poco de código para solventar una de esas funcionalidades.
  3. Lo pruebas.
  4. Si falla, procuras corregirlo y repites el paso 3.
  5. Cuando ya marcha, iteras sobre los pasos dos, 3 y cuatro hasta que tengas listos todos los requisitos.
  6. Pruebas que todo funcione como es debido y que no se haya roto nada.
  7. Subes el plugin a WordPress.org
  8. Y… ¿bug?

Es evidente que conforme tus proyectos van creciendo en tamaño y dificultad, es más y más fácil que un pequeño cambio en el código acabe rompiendo algo de forma inopinada. Y tener que comprobar manualmente que todas y cada una de las opciones de tu plugin continúan funcionando correctamente es imposible. ¿De qué forma puedes hacerlo mejor? ¡Con tests automáticos!

Un test automático es un pequeño código que comprueba que una cierta parte de tu programa funciona como se espera sin que tú debas hacer nada. Si generas suficientes tests como para contrastar todo tu plugin, vas a tener las espaldas bien cubiertas. Los tests suelen tener tres fases:

  1. Configuración. Preparas el entorno para que el estado inicial siempre y en todo momento sea exactamente el mismo (por poner un ejemplo, cargar una imitación de la base de datos donde solo hay una entrada en WordPress con un cierto título y un cierto ID).
  2. Actuar. Efectúas ciertas acciones para alterar el estado inicial (añadir una entrada, cambiar el título de otra, suprimir un comentario… lo que sea).
  3. Comprobar. Por último, verificas que el desenlace de las acciones efectuadas se corresponde con el resultado que aguardabas. De esta forma, por poner un ejemplo, si partías de un estado en que había una única entrada en tu weblog y la has borrado, el estado final debería ser que no existe ninguna entrada.

Para poder efectuar tests automáticos te invito a una herramienta llamada Codeception. Codeception es un framework PHP de testing que te permite crear y ejecutar un montón de tests de diferente tipo. Si quieres saber más sobre esta herramienta y cómo emplearla en WordPress, estate atento por el hecho de que pronto vamos a escribir una entrada sobre ella.

En definitiva…

El mundo del desarrollo WordPress es amplísimo. Existen multitud de herramientas y recursos que nos ayudarán y, al final, cada uno tiene que descubrir cuáles encajan mejor con su forma de trabajar. El día de hoy hemos visto varios ejemplos que, espero, te asistan en tu vida profesional. Y si ya eres un desarrollador experimentado de WordPress, dinos: ¿qué herramientas utilizas ? ¿Nos hemos olvidado de alguna esencial?

Imagen destacada de Moyan Brenn.

0 477

Hace unos días asistí a entre las meetups que organiza la comunidad WordPress de Barcelona y hablamos de un tema muy interesante: de qué forma hacer dinero con tu WordPress. Ángel Ayach compartió su experiencia a la hora de explotar comercialmente una web como ActualApp y cubrió algunas de las opciones que tenemos a nuestro alcance para esto. Indudablemente, un tema que merece ser repasado en WPrincipiante, ¿no crees?

Está claro que conseguir dinero no es fácil. Si lo fuera, todo el planeta sería rico, ¿no? Mas eso no desea decir que sea imposible. Si tienes un weblog personal o bien algún género de web, o te estás proponiendo iniciar uno, te gustará saber que puedes sacarle desempeño fácilmente”. Pero, ¿de qué forma lo hacemos?

Monetizar una web cualquiera consiste en, esencialmente, lograr monetizar su tráfico. En la entrada de el día de hoy te voy a explicar ciertas opciones que tienes para hacerlo. Como de lo que acá se trata es de explotar comercialmente tu tráfico, no cabe duda de que cuánto mayor sea este, mayor serán tus ingresos. Conque el primer problema que deberás afrontar es acrecentar el número de visitantes que llegan a tu página web. Para esto, vas a deber trabajar el posicionamiento SEO de tu web y optimar tu sitio para aquellas palabras clave que son relevantes en tu nicho. Asimismo vas a deber generar contenido de calidad y continuar un buen planteamiento de marketing digital, compartiendo todo lo que hagas por las redes sociales y promocionándolo de diferentes formas. Cuanto mayor tráfico logres, más posibilidades de aumentar tus ingresos tendrás.

Todo este trabajo previo” te llevará bastante tiempo: son cuestiones que hay que trabajar día a día y, habitualmente, sus efectos no serán visibles hasta pasado un cierto tiempo. Mas tranquilo, no es preciso aguardar a tener muchos visitantes para que tu página web empiece a entregar sus frutos. ¡Veamos cómo!

#1. Google AdSense y otras redes de publicidad

Una red de publicidad online es una empresa que pone en contacto a anunciantes con webs que desean alojar anuncios. En otras palabras, simplemente tienes que delimitar qué áreas de tu página web pueden alojar anuncios y la red de publicidad se encargará de rellenarlas. Las redes de publicidad actúan como mediadores entre el anunciante y tú: son quienes deciden qué anuncios se marchan a mostrar en su página web, quienes se hacen cargo de cobrar a los anunciantes y, si hay suerte, quienes se ocuparán de pagarte a ti por los anuncios que aparezcan en tu web.

Primeros céntimos. Imagen de Pictures of Money
Primeros céntimos. Imagen de Pictures of Money.

¿Cuánto vas a ganar? Puesto que, por desgracia, no lo puedes saber de antemano. Por norma general estas plataformas pagan por click, no por anuncio mostrado. O sea, toda vez que uno de tus visitantes pulse en el backlink del anuncio, tú vas a recibir algo.

Este tipo de publicidad es excelente para webs que acaban de iniciar o con poco tráfico. Si decides iniciar por aquí (y Á. lo aconsejaba en su charla), lo más probable es que te metas en Google AdSense. Probablemente Google AdSense sea la plataforma de publicidad más conocida. Además de todas y cada una de las garantías que supone tener detrás a un gigante como Google gestionando tu publicidad, una de las cosas que a mí más me agradan de Google AdSense es el hecho de que su publicidad es contextual. Esto es, los anuncios que meterán en tu página web están relacionados con la temática de tu web. De este modo logramos 2 cosas: por una parte, los anuncios no desentonan y, por otro lado, es más probable que los visitantes hagan click en ella, puesto que lo que se publicita es de su interés. Y ya sabes: cuantos más clicks, más dinero para ti.

En su charla, Ángel repasó Google AdSense a fondo. En concreto, explicó lo simple que era configurarlo y enlazarlo a tu cuenta de Analytics. El día de hoy no vamos a entrar en detalle sobre de qué manera hacerlo, mas, vaya, incorporar AdSense a tu web pasa por, esencialmente, crear una cuenta en el servicio, esperar a que la aprueben y añadir el código de publicidad en tu página web. Si te resulta interesante, puedes echar un vistazo al siguiente vídeo (así como a esta lista de reproducción relacionada) para aprender un poco más sobre la plataforma:

El consejo más esencial que dio Ángel, y que suscribo completamente, es que te asegures de revisar y cumplir con sus políticas de uso. Ciertos ejemplos de estas políticas son:

  • Clics e impresiones inválidas. No pinches tus backlinks ni busques métodos a fin de que se haga de forma automática.
  • Fomentar clics. No intentes engañar al sistema pidiéndoles a tus usuarios que pinchen en los links. Las visitas deben ser lícitas”.
  • Guías de contenido. No muestres anuncios en páginas cuyo contenido sea para adultos, violento o bien que promueva la intolerancia racial.

Si no cumples con alguna de estas políticas, podrían suspenderte la cuenta. Mejor que no te expongas, por el hecho de que podrías quedar fuera del programa de AdSense para siempre… ¿y qué interés puedes tener en perder una fuente de ingresos?

#2. Links de Afiliado

Dentro de los programas de afiliados, anunciantes como, por ejemplo, Amazon, usan identificadores de afiliado para registrar el origen del tráfico que reciben en su web. Esto, que puede parecer un tanto complicado de comprender, se traduce en lo siguiente: si te suscribes a un programa de afiliados te darán un identificador único. Toda vez que promociones productos de ese anunciante, utilizas tu identificador y, de esta manera, el anunciante va a saber que esa persona que ha comprado algo se la mandaste . Cada vez que uno de los visitantes que envíes a la web del anunciante compre algo, te llevarás un porcentaje de esa venta.

Comparado con las redes de publicidad, los enlaces de afiliado ofrecen mucho más control sobre qué se promociona en tu web y de qué manera, puesto que, a fin de cuentas, eres quien decide cuándo agrega el enlace a la página web del anunciante. Por poner un ejemplo, puedes meter los links en el propio cuerpo de tus entradas, o puedes emplear una imagen en un widget que tengas en la barra lateral de tu blog y hacerla clicable con ese link.

Finalmente, hay otra diferencia importante entre ambas soluciones. Aunque en las redes de publicidad te llevas algún céntimo cuando el usuario hace clic en un enlace, los enlaces de referido te darán tu comisión cuando se produzca una venta. Como te puedes imaginar, es más fácil que un usuario pinche en un backlink a que acabe verdaderamente comprando algo, pero los beneficios de pinchar un link son considerablemente más pequeños, generalmente, que el porcentaje que te llevas de una venta. Fuere como fuere, los dos métodos se complementan de forma perfecta bien, con lo que no renuncies a ninguno

#3. Publicidad Directa

A medida que tu weblog va ganando popularidad comienzan a pasar cosas entretenidas. De repente, descubrirás que hay gente del campo que te contacta porque desea promocionar su trabajo en tu web. Y esto es ya otro nivel, ¿eh? Si lo administras bien, podrás garantizar una entrada de dinero continua y, probablemente, mayor que la que están produciendo las dos soluciones que acabamos de ver.

Publicidad en Times Square. ¡Casi nada! Imagen de Andy
Publicidad en Times Square. ¡Prácticamente nada! Imagen de Andy.

No obstante, lograr este género de publicidad es más complicado. Por un lado, partimos de la base que la gente te va a contactar, cosa que ya de por sí es bien difícil. Por otro lado, aunque decidas tomar cartas en el tema y seas mismo el que les procures, vas a deber convencerles de que tu página web es buen lugar donde anunciarse. ¿Qué quiere decir eso? Pues, básicamente, deberás mostrarles información sobre los visitantes únicos que tienes por mes (para garantizarles” una cierta visibilidad a sus anuncios) o bien, si tienes la suerte de que ya ha habido otras empresas que se han anunciado, mostrarles los ratios de conversión que han tenido campañas anteriores.

Complicado, lo sé, mas no imposible

#4. Contenido Para Miembros

Otra opción que puedes proponerte una vez has logrado una masa de lectores leal es cobrarles por acceder a tu contenido. Esta alternativa no agrada a todos y cada uno de los editores, mas está a la orden del día (piensa en los medios de prensa tradicionales). En lo que se refiere a los lectores, si verdaderamente les gusta lo que escribes y les aporta algún género de valor, no tengo ninguna duda de que desearán pagar. Sin embargo, siempre habrá alguna oveja negra que se vaya pues no desea pagar las nuevas tasas.

En cualquier caso, si optas por esta solución en algún momento, la flexibilidad que tienes sobre qué cobras y qué ofreces sin coste y en qué momento lo haces es muy grande. Por ejemplo, puedes decidir que tu contenido más nuevo es siempre gratis y que lo que cuesta pasta es acceder a la hemeroteca. O bien del revés, pasado un cierto tiempo, todo el contenido es sin coste, pero la novedad se paga.

#5. Otras Opciones

Finalmente, hay otros canales que debes explorar y explotar, puesto que pueden generar ingresos extra. Por poner un ejemplo, puedes crear un canal de YouTube donde compartas vídeos que traten temas similares a los que se discuten en tu weblog y meter publicidad allá. Si bien puede parecer trabajo extra que no aporta demasiado, me agrada verlo de este modo: preparo un vídeo en YouTube y, ahora, una entrada donde pongo por escrito lo que se discute en el vídeo, así como el link al vídeo en cuestión. ¡De esta forma explotas una misma nueva desde diferentes plataformas!

Otra opción es meter anuncios o enlaces de referido en tus newsletter. Normalmente, los usuarios prestan más atención a una boletín de noticias a la que se han subscrito que a una web en la que sencillamente están cotilleando, con lo que meter allá publicidad inteligente (procura no caer en el spam) puede ser muy efectivo.

¡Mas es que las opciones no terminan ahí! Si consigues establecerte como un experto en tu área, puedes hacer cosas como entregar charlas y conferencias, montar webinars o incluso escribir algún e-book 

Resumiendo

He comenzado diciendo que ganar pasta no es fácil. Probablemente, hubiese sido más atinado decir que ganar mucha pasta no es fácil porque, sé sincero, ¿te semeja difícil sacar algo de tu web? Ahora ya conoces diferentes fórmulas para monetizar tu web y, lo mejor de todo, funcionan para todo tipo de tráfico: desde webs pequeñas y poco visitadas hasta sitios referentes en el sector.

Espero que la entrada de hoy te haya gustado. Y si te animas a incorporar alguna de estas opciones en tu página web, no olvides compartir tu experiencia con el resto WPrincipiantes :-)

Imagen destacada de Images Money.

0 316

Si terminas de entrar en tu site y te sale un mensaje de error o, todavía peor, la pantalla se queda en blanco, ¡no te asustes! Por cierto motivo, hay un error en tu WordPress y tendrás que corregirlo. En la entrada de el día de hoy voy a presentarte los 5 inconvenientes más comunes, ciertos posibles motivos que los generan y de qué manera solventarlos.

Además, muchos de los consejos y soluciones que vamos a ver son aplicables a otros géneros de error con los que te puedes hallar (son algo tal como soluciones genéricas”). Así que, aún si no tienes ninguno de los problemas que hoy comparto, te aconsejo que guardes esta entrada en tu historial de favoritos; ¡cualquier día te puede salvar la vida!

1. La pantalla blanca de la muerte

La pantalla blanca de la muerte, o WSOD por sus siglas en inglés (White Screen of Death), es entre los errores más habituales. Quien más, quien menos, se ha encontrado con él en algún instante de su vida como usuario de WordPress. ¡Imagina el sudor frío que te entra cuando ves que tu web ha quedado reducido a la nada!

WSOD en WPrincipiante
La pantalla blanca de la muerte (WSOD) es uno de los principales motivos de pavor entre los usuarios de WordPress.

Los principales motivos para este fallo son:

  • Falta de memoria (en inglés, exhausted memory)
  • Un plugin
  • Un tema

Veamos de qué forma puedes solucionar la WSOD  mismo:

Falta de memoria

Alcanzar el límite de memoria acostumbra a ser una de las explicaciones más frecuentes a este fallo y, si ese es el caso, acrecentar ese límite no cuesta nada. Para esto, accede al archivo wp-config.php usando tu usuario de FTP (o bien cPanel, o bien lo que sea tengas para ver los archivos de tu instalación WordPress) y añade la siguiente instrucción dentro de la etiqueta <> para acrecentar el límite hasta los sesenta y cuatro Mb:

define( 'WP_MEMORY_LIMIT', '64M' );

Evidentemente, puedes establecer este límite al valor que desees (por servirnos de un ejemplo, 128 Mb o doscientos cincuenta y seis Mb…), pero no te recomiendo que pongas un valor considerablemente más alto; WordPress debería funcionar adecuadamente con esas cantidades de memoria y, si no lo hace, posiblemente el inconveniente sea otro. De ser de esta forma, entonces hay que examinar las otras posibles causas.

Plugins

Si sigues teniendo acceso al escritorio de WordPress, entonces solucionar este error es bastante fácil. Sencillamente ve a la sección de complementos y desactiva el último plugin que hayas instalado. Si eso no corrige el problema, lo más probable es que el error lo esté produciendo la actualización de algún otro complemento, así que nos toca descubrir cuál es. Para esto, desactiva todos los complementos de golpe (puedes emplear la caja de selección que aparece en la cabecera de la tabla de complementos para marcarlos todos y, ahora, seleccionar la acción en lote Desactivar). A continuación, puedes ir activando los plugins uno a uno hasta hallar el que peta.

Si no tienes acceso al escritorio, tendremos que desactivar los complementos vía FTP. Usando tu cliente de FTP (o, igual que ya antes, la herramienta de la que dispongas para manipular los ficheros en tu servidor de WordPress), ve al directorio wp-content y cambia el nombre de la carpetita plugins a plugins-debug. Tras mudar el nombre, accede a tu site para contrastar que las cosas funcionan correctamente. Para activar los plugins uno a uno, vuelve a crear el directorio plugins (recuerda que terminamos de mudarle el nombre a plugins-debug y que, por ende, el directorio plugins no existe) y ve moviendo los complementos de plugins-debug a plugins, de tal modo que puedas detectar cuál es el que falla. Cuando termines, puedes deshacerte del directorio plugins-debug, el que, por cierto, debería estar vacío.

Una vez hayas identificado qué complemento da inconvenientes, tienes múltiples opciones:

  1. Instala una versión precedente que sepas que no falla (y evita actualizarlo).
  2. Contacta al desarrollador, explícale tu problema y pídele que corrija su complemento.
  3. Reemplaza el plugin por otro que te dé exactamente la misma funcionalidad… mas sin pantallazos blancos, claro

Temas

Si ni tan siquiera desactivando los complementos hemos conseguido deshacernos de la pantalla en blanco, entonces es muy probable que lo que falle sea tu tema. Igual que en el caso de los complementos, si tu web ha dejado de funcionar de un día para otro por culpa de un tema, o tu tema se ha actualizado y la actualización contiene un fallo, o has editado algo manualmente y te has equivocado.

Para examinar si el pantallazo lo está generando el tema proseguiremos exactamente los mismos pasos que hemos hecho con los complementos. Accede al directorio wp-content/themes y cambia el nombre del directorio de tu tema (por servirnos de un ejemplo, de my-theme a my-theme-debug) para que WordPress crea que has desinstalado el tema y, en consecuencia, se vea obligado a usar algún tema por defecto (como el Twenty Fifteen).

Una vez sabes que la responsabilidad es del tema ya puedes tomar acciones para corregirlo:

  1. Si has editado el tema manualmente (por norma general, añadiendo o alterando algo del archivo functions.php), te recomiendo que deshagas los cambios. Si no tienes muy claro qué has hecho y de qué forma regresar al estado anterior, entonces vuelve a instalar el tema de cero. Y, en tanto que estamos, recuerda que ya antes de tocar nada de tu WordPress (especialmente si charlamos de código) es fundamental hacer una imitación de seguridad; si algo peta, la copia de seguridad nos dejará volver al estado precedente en un par de minutos.
  2. Contacta con el creador del tema y pídele ayuda.
  3. Usa otro tema.

Y si todo esto falla… ¡Activa el modo perfecto DEBUG de PHP!

Lo peor que te puede pasar es que ninguna de las acciones anteriores corrija tu solución. Mas asimismo puede pasar que sí te haya permitido identificar qué falla, mas no sepas de qué manera corregirlo. En esos casos, ¿qué podemos hacer? Bueno, lo único que está en nuestras manos es procurar conseguir más información sobre el problema. Para ello, abre el archivo wp-config.php y busca la siguiente línea:

define( 'WP_DEBUG', false );

Una vez localizada, añadele un // al principio:

// define( 'WP_DEBUG', false );

para que quede comentada. Ahora, agrega las siguientes instrucciones:

define( 'WP_DEBUG', true );define( 'WP_DEBUG_LOG', true );

las cuales activan la información de DEBUG de PHP. Gracias al DEBUG, cuando accedas a tu página web ya no verás una pantalla en blanco, sino vas a poder ver qué fallos hay en el código PHP que evitan que tu página web se muestre y que acabe siendo una página en blanco, además de los archivos y líneas donde aparecen.

Si no te interesa que esa información se vea en tu web, puedes eludir que salga por el navegador y hacer que aparezca en un archivo de log agregando estas 2 líneas adicionales:

define( 'WP_DEBUG_DISPLAY', false );@ini_set( 'display_errors', 0 );

Con ellas, toda la información de log aparecerá en un fichero llamado error.log, el cual hallarás en el directorio wp-content.

¡Ahora tienes todo cuanto necesitas para solucionar el inconveniente! Si no sabes cómo hacerlo, contacta a algún WProfesional a fin de que te ayude.

2. INTERNAL SERVER ERROR

A veces, tu servidor responde con un error 500, Internal Server Error (fallo interno del servidor). En estos casos, lo mejor que puedes hacer es levantarte, ir a por un café y volver con paciencia, porque puede ser cualquier cosa.

De nuevo, culpa de algún plugin, del tema o falta de memoria

Pues sí, hay veces en las que los fallos introducidos por plugins o temas no terminan en un pantallazo blanco, sino devuelven el temido fallo 500. En estos casos, lo único que puedes hacer es repetir los pasos que hemos descrito en las acciones anteriores…

Corrige el ficherohtaccess

¿No era culpa de ningún complemento? ¿Tampoco de un tema? Bueno, no desesperes; tal vez lo que ha fallado es tu archivo .htaccess. En estos casos, lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva. Accede vía FTP al sistema de ficheros de tu WordPress y cámbiale el nombre a, por servirnos de un ejemplo, .htaccess_backup. Si no lo hallas, seguramente sea porque está oculto; asegúrate de marcar la opción Mostrar ficheros ocultos” en tu programa de FTP.

Una vez eliminado” el fichero (realmente, sólo le hemos cambiado el nombre ), ve al escritorio de WordPress » Ajustes » Backlinks Permanentes y haz click en el botón Guardar cambios. El cambio de ajustes regenera de manera automática el fichero .htaccess y, así, puedes validar que la nueva versión marcha apropiadamente.

3. ERROR ESTABLISHING DATABASE CONNECTION

Otro de los fallos típicos que podemos encontrarnos. Normalmente es un error del servidor, pero a veces es algo tan tonto como que hemos cambiado el usuario y/o la clave de acceso de la base de datos y WordPress ya no puede acceder.

Repasa el archivo wp-config.php

Lo primero que debes hacer es ver si el fallo aparece solo en la parte pública de tu web o también aparece en el escritorio (wp-admin).

A) Si solo aparece en tu parte pública y, además de esto, ves un texto del tipo La base de datos necesita ser reparada”, entonces solo tienes que agregar esto en tu fichero wp-config.php:

define( 'WP_ALLOW_REPAIR', true );

A continuación, visita la próxima página en tu web http://tuweb.es/wp-admin/maint/repair.php y sigue los pasos para reparar la base de datos. Una vez hayas acabado, no olvides quitar la línea que acabamos de incorporar en wp-config.php.

B) Si has cambiado el nombre de usuario o la clave de acceso de tu base de datos, verifica que la información que hay en wp-config.php sobre la base de datos es correcta:

define( 'DB_NAME', 'database-name' );define( 'DB_USER', 'database-username' );define( 'DB_PASSWORD', 'database-password' );define( 'DB_HOST', 'localhost' );

En el ejemplo precedente he dado por sentado que el servidor que tiene la base de datos es exactamente el mismo que el que está ejecutando WordPress (de ahí que use localhost), pero en ciertos casos no es de este modo.

Contacta con tu proveedor de hosting

Si nada de esto arregla el problema, o el error apareció después de un pico de tráfico, entonces es muy probable que sea tu proveedor de hosting el que te está capando el acceso a la base de datos. Contacta con ellos y pídeles ayuda; ¡será considerablemente más rápido y sencillo!

4. Fallo con las actualizaciones automáticas

WordPress tres.7 introdujo las actualizaciones automáticas con el objetivo de promover una mejor seguridad y facilitar la implantación de nuevas versiones. Por defecto, sólo las actualizaciones menores (o sea, las de mantenimiento o bien de seguridad) son las que se actualizan de forma automática. En ocasiones, estas actualizaciones fallan. Teniendo presente que se llevan a cabo sin ningún tipo de interacción humana, ¿de qué forma podemos saber que ha habido algún problema con ellas? Bueno, por los siguientes motivos:

  1. Aparece un fallo de PHP
  2. Tu web ha quedado en blanco (de nuevo, la vil WSOD, de la cual ya hemos hablado)
  3. Tienes un aviso que te notifica del error

Los motivos a fin de que una actualización automática falle son varios, pero los más frecuentes son una conexión a Internet intermitente o bien que los permisos de ficheros y directorios no sean los convenientes y, por consiguiente, no se puedan sobrescribir con la nueva versión.

Actualización manual

Como todo en esta vida, si no marcha automáticamente, prueba haciéndolo a mano Imagino que ya habrás instalado algún que otro WordPress a mano, mas sino más bien lo has hecho, en el Codex te explican de qué forma actualizar WordPress manualmente.

5. Entradas de WordPress con Error 404

Uno de los fallos más frustrante es cuando intentamos acceder a las entradas de nuestro blog o a páginas de nuestra página web y lo que obtenemos es un fallo 404. Este tipo de fallos suceden cuando el servidor no encuentra el recurso que le pedimos, ya sea porque no existe o por el hecho de que no sabe adonde ir a procurarlo. En el caso de WordPress, lo más probable es que el fichero .htaccess esté corrupto. ¡Veamos qué podemos hacer para arreglarlo!

Corrigiendo nuestros backlinks permanentes

Ya hemos visto cómo lograr que WordPress regenere de forma automática el fichero .htaccess. Si eso no solventa nuestro inconveniente (me extrañaría, la verdad), podemos intentar crearlo manualmente y incorporar el siguiente contenido:

# BEGIN WordPressRewriteEngine OnRewriteBase /RewriteRule ^index\.php dólares americanos  - [L]RewriteCond  por ciento REQUEST_FILENAME !-fRewriteCond  por ciento REQUEST_FILENAME !-dRewriteRule /index.php [L]# END WordPress

Soluciones auxiliares a otros problemas

En mi experiencia, las soluciones que describo en esta entrada te ayudarán a solucionar la mayoría de inconvenientes con los que vas a localizarte. Pero, desgraciadamente, hay otros errores menos habituales o más complejos de solventar que he dejado fuera de esta entrada. Para ellos, te recomiendo que eches un vistazo a la página de desarrolladores de WordPress donde se discuten los diferentes géneros de errores que hay.

¡Mucha suerte!

Imagen destacada de Simon Pow.

ARTÍCULOS ALEATORIOS

0 651
Éste tutorial está indicado para los que están empezando en éste mundo y no tienen clarísimo por dónde empezar. Para sacarle mayor provecho al tutorial...